HISTORIAS, ANÉCDOTAS, PERSONAJES Y CURIOSIDADES DEL POBLADO.

En ésta comunidad convergían, por costumbres, varios Generales famosos, como los fueron: Juan Fernández, Alfredo Victoria,  Federico Lithgow, Ramón Polanco, Salvador Pastoriza, Emilio Ginebra, Octavio Patxot, Hafet Hernández y otros.

En la finca que el primero poseía ( Juan Fernández)  y que fuera la de Yapur Dumit. Al  iniciar el mes de septiembre de 1863 (el día primero y segundo) los Generales Alejo Raposo y Juan Fernández,  tomaron la decisión de ir  a la  población de Altamira por dos días, para evitar que las fuerzas Militares de la Corona Españolas dieran refuerzos al Brigadier Buceta en Santiago, (desde puerto plata).
Siendo el General Perico Pepin Gobernador Militar de Santiago, fue nombrado por éste y con recomendación del General Chucho Pérez el señor José Elías Bisonó Checo, como Comisionado en la región para resolver amistosamente los conflictos entre el vecindario, ya para ésta fecha habían cientos de propietarios de terrenos comuneros en la región,  desde Remate a la Canela y desde Jicomé hasta Vuelta Larga, incluyendo la Cordillera, con lo que se evitaba los conflictos personales; como el sucedido entre Manuel Mera y José Hiraldo;  Cosa ésta que se regularizó a partir del Centenario de la Independencia Nacional de 1944, año en  que la firma de Agrimensores Casanova y Compañía, realizó las medidas catastrales de todas las tierras de la región. Luego de su muerte, lo sucede en ese Cargo Honorífico Juan Caridad Bisonó.
Queremos  hacer mención del oficial del Ejercito Francés, uno de tantos militares, que quedaron en la isla; el señor Pedro Luis Bisonó, quien se estableció en San José de las Matas y quien fue el propulsor de toda la familia Bisonó y que en los finales del siglo 19 y en los albores del 20 llegan siguiendo los pasos de Juan Caridad Checo y del General Chucho Pérez Bisonó, les siguieron haciendo residencia en ésta: José Elías Bisonó, Luis Bisonó Checo, Caridad Checo Vda Bisonó( ésta tenía su residencia donde ahora se ubica la Plaza Idali) Ana Josefa Checo, Ana Josefa Bisonó, Miguel Bisonó, Francisco Bisonó, Armando Bisonó, Mon Bisonó, Pancho Bisonó, Máximo (el pinto) Bisonó, Emilio Bisonó, Engracia Toribio, Pancha Bisonó, Teolinda Bisonó Jiménez, Saba González, Bisonó, Juana Bisonó y con ellos Tingo Pérez Bisonó,  José Nazario Pérez Bisonó, uno de los amaestradores de caballos; que preparaban estos para participar en la guerra; los cuales  se manejaban con las rodillas y los talones de los pies en el momento del enfrentamiento.

Los Comunitarios de ésta región tenían sus reglas y sus códigos no escritos y que debien de respetar, todo el mundo sin excepción; por ejemplo, el que mataba, aunque fuera en defensa propia, tenía que emigrar y establecerse en otra comunidad. Aquí sucedió lo siguiente: (teníamos una cultura diferente a la que conocemos, teníamos una comunidad solidaria bien organizada)  Cuando mataron a Pancho Bisonó, se pidió auxilio mediante el toque de un fututo, al que se le daba notas agudas repetidas; y otras cortas y repetidas ya en uno veinte minutos habían llegado decenas de  hombres a caballos; todos armados, a los que de inmediato se le dio persecución a dos haitianos que habían pasado montando el caballo de Pancho Bisonó y que se supuso que estos habían matado a su dueño;      ya que para éste entonces el caballo no se prestaba a nadie y fue tan rápido que la gente acudió en auxilio, que al llegar al camino real y al sendero que conduce a La Peñuela se dividieron, acordando hacer una señal, el que primero avistara a los haitianos. Al llegar a la cañada de la Chiva, en la Peñuela, el que primero percibió a los haitianos fue Masuco Muñoz, éste hombre vivía en la manga de Jícomé, frente donde está hoy la factoría Arrocera de Papote Crespo, éste señor fue el papá de Juanito Muñoz, un chofer que tenia Tito Salcedo que vive en la calle Emilio Prud-Home, esquina Daniel Goris. Se armó un enfrentamiento que al momento se llenó de hombres, el Haitiano que todavía montaba a caballo, trató de huir y el que estaba montado en la grupa se escabulló cruzando la cañada de la Chiva, corriendo.  Hoy se encuentran enterrados uno en lo alto de la cañada de la Chiva y el otro al llegar a la cañada de los maguelles de Cacheo.
Vitín Bisonó, en compañía de Tolí Durán, (abuelo de Agustín Durán, fallecido) salieron primero que el grupo que hemos hecho mención pensando que los asesinos de Pancho Bisonó irían rápido o directo hacia Haití y al ver que no encontraban a nadie, aunque preguntaban a los que con ellos se encontraban y les contestaban en forma negativa, se devolvieron de Sabana Larga, comunidad que está próxima al campo de aviación de Dajabón.
         Además de esas costumbres, cultura de esas gentes, para diversas labores hacían juntas de trabajo donde laboraban en comunidad y sus quehaceres cotidianos tenían sus fórmulas de ayudar mediante la reunión de muchos hombres para talar un conuco, hacer un camino, hacer una casa o cualquier otra cosa; labraban las tierras desde tempranas horas del día, hasta altas horas de la noche, en promisorio compromiso, que llevó la comunidad y sus regiones circunvecinas a progresar rápidamente con las siembras y comercialización de tabaco, algodón y otros productos.

El trabajo en grupo o convite, fue recogido en una ocasión en  una pieza de teatro escrita por  Rafael L. García Hdez., llamada ¨Añoranzas Folklóricas¨ A  continuación vemos uno de  esos cantos de hacha del folklor de la zona cibaeña:

Amigo mío je,je
Vamos a cantar Ay Lola. (se repite)
Pa¨que empecemos Ay Lola.
A trabajar Ay Lola (se repite)

Si el palo estralla Je,je
Tiene razón ay Lola (se repite)
Le vamos dando Ay Lola
En el corazón Ay Lola. (se repite)

Las fiestas de esas épocas eran ofrecidas al santo de devoción; costumbre en que se rezaba, se cantaban cantos religiosos, décimas, coplas de Juan Antonio Alíx y bailes, estos días no se trabajaba, se dedicaba a la Virgen o al Santo con entusiasmo y regocijo y en las que había gran participación de decimeros, lo que la gente disfrutaba.  Podríamos hacer menciones de varias de esas tradiciones: La Fiesta de Bellamin, A San Rafael, a la Virgen de la Altagracia, Las que hacía Monguita, Elsa Vargas en la Trinitaria,  Doña Isabel Gil, entre otras.
 Nuestra patrona es Santa Ana,  cuya primer imagen fue donada por la señora Antonia Hernández de Bisonó (tía Toña), esposa de Franciquito Bisonó, (abuela de Augusto Batista, actualmente reside en Santiago de los Caballeros) y ella residía en Lo que es actualmente la Ferretería Beard. Quien  promovió las fiestas Patronales desde principios del siglo veinte fue, Ana Josefa Checo , que vivía (entre lo que es hoy el lavadero de doña Mera y Verizón, en la avenida José Elías Bisonó), donde se jugaba las corridas de sortijas, el palo ensebao y donde se bailaba el charlestón, foltroux, tango, volé mengue y se hacían veladas, concursos de faldas, ensayos de actividades culturales para presentaciones posteriores y otros. En estas actividades  participaba con grandes fiestas, nuestro gran  Francisco Antonio Lora.  Ñico Lora.
Otro personaje pintoresco, folklórico y simbolo de identidad cultutal de nuestro Navarrete, lo es el señor:  Francisco Antonio Bueno Guzmán, FRANK BUENO, quien  desde  1956 desarrolló una ardua labor en la organización de las otroras  Fiestas Patronales Santa Ana.


Frank Bueno, por más de  20 años organizó las Fiestas Patronales y posteriormente, por motivo de viaje (1978) abandonó la organización en sentido general, pero cada año se presenta en Navarrete y organiza ,lo que para él es su mayor pasión: La Corrida de Sortijas, en la calle 30 de marzo. (que en sus orígenes organizaban en la calle Daniel Goris) En la actualidad y por resolución de la sala capitular, en gestión del  sindico profesor Julio César Barranco ( Pin) y por razones justificadas  por unos y minimizadas por otros y que no trataremos en éste libro, las Patronales fueron pasadas como actividad exclusiva de la Iglesia Católica. Desde entonces las autoridades siguientes y hasta la actualidad, dan un fiel cumplimiento a esta resolución municipal y cada año, la Iglesia organiza sus novenarios a nuestra patrona, Santa Ana.
     Así es como Frank se emplea a fondo y organiza el primer Comité de Las Fiestas Patronales "Santa Ana 1966", surgido luego de la contienda bélica de abril y  esa actividad de nueve días, se la dedica a nuestro Ñico Lora, cuyo nombre de pila es, Francisco Antonio Lora Cabrera; un emblema Nacional, a quien  Frank, saca del anonimato local, a esa Gloria de la Música Típica, a esa grandeza de nuestro folclor, a un poeta, compositor y músico irrepetible de nuestra historia musical. Eso lo hizo Frank Bueno, sin más intención que guiado por su vocación de servicio.
    Fue después de ese acontecimiento sin pretensiones, en el cual Frank Bueno realiza, un hecho sin precedentes en la historia del país y sin proponérselo tiene un merito indiscutible: Haberle hecho el Único Homenaje en Vida que se le realizó a ÑICO LORA en toda la Republica Dominicana.  Merecida distinción rendida a este gran músico dominicano en un país en el cual en oportunidades se elogia o no se da bombos por motivaciones politiqueras y se honra con increíble ligereza, pero donde también se olvida súbitamente, es como si la decencia de nuestra retentiva nos defraudara.

      Recuerdo, dice Frank Bueno,  en mi reminiscencia de niño, que esa tarde era día de fiesta para los navarretenses, era día de Santa Ana, fue un martes 26 de julio del 1966,  y estaba Ñico Lora impecablemente vestido con un pantalón y una chaqueta de casimir color negro, con unos zapatos mocasines también color negro, camisa blanca con breteles de rayas rojas y azules, sus espejuelos cuya forma hacían tono con sus ojos, un sombrero de media ala y su inseparable acordeón. Esa tarde Ñico Lora interpretó varias piezas de su autoría, de las cuales solo recuerdo el último tema: Las Mujeres de Juan Gómez.
          Frank es de los Hombres simples, sencillos, espontáneos, sin complicaciones, que ponen todo su empeño en el trabajo que realizan y guían sus acciones por el camino del bien colectivo. Quien tiene que sufrir la desgracia de no ser comprendido, por no ser de la fetidez sudorosa de un militante placentero de partido político.  ¿Cuáles cosas, en el Navarrete de hoy, podrían liberarlo del riesgo que ha asumido; cuando dejando correr su pensamiento y ejerciendo su libre albedrío se ha atrevido  hacer lo que ha hecho como un folclorista innato, sano, noble y generoso?
   En múltiples oportunidades han querido detenerlo en su marcha triunfal, por mantener vivas nuestras herencias culturales, destrozarlo en los arranques de su cólera folklórica, que ha escrito con silenciosas lágrimas, que ha defendido con sangre fría, con fuego en la venas y todo lo que encarna en sus acciones parte de la historia de su pueblo en las páginas más honrosas de la vergüenza y dignidad humana, sin esperar nunca un solo reconocimiento halagüeño porque siempre ha entendido; que lo que hace, lo hace por ser como es, espontáneo y franco. ( Agradecemos  los aoprtes de Navarretense.com y al señor Dionny Cabrera por los aportes en  los datos de éste personaje)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crecimiento tecnológico de Navarrete.

BREVE RESEÑA DEL TRANSPORTE EN NAVARRETE

“EL MOTOCONCHO Y EL SERVICIO DE TAXI”

Miguel Ángel -Guelo

Los personajes de Navarrete