NAVARRETE A FINALES DE 1800 Y PRINCIPIO DE 1900.

Para  el año de 1875 y conforme a un censo hecho  en Santiago, la población de la  Aldea de Navarrete era: 405 personas de las cuales  80 eran hombres; 86 mujeres, 138 niños y 101 niñas, diseminadas por lo largo y ancho del camino real que unía a la ciudad de  Santiago con el puerto noroestano de Monte Cristy. (Fuente:Archivo Histótico de Santiago)

En 1875, también, los habitantes de Esperanza (que resurgía del olvido) encabezado por los generales restauradores Juan Fernández, José Ramón Luciano , Candelario Luciano y apoyado por el gobernador de Santiago, el general  José Desiderio Valdés,pidieron que  la sección de Esperanza, que pertenecía a Santiago, fuera erigida  en  Puesto Cantonal mediante decreto No. 1433 de las Cámaras Legislativas el 12 de julio  del 1875, refrendado por el presidente de la república, General  Ignacio María González, llevando por consiguiente:  Jefatura Cantonal, Alcaldía y sindicatura municipal con las secciones siguientes:  Mejía de Navarrete, Navarrete Abajo, Aguacate, Pontón, Cerro de la Horca,Peñuela, Cañeo, Boca de Mao, Damajagua, Jicomé y Maizal.
 En 1895, el 16 de julio y mediante resolución número 3562 crea la oficialía Civil de Esperanza y mediante la  pieza legislativa  se le reconocieron  los mismos límites que reconoció la Iglesia Católica, que fueron: desde  Mejía de Navarrete hasta la Barranquita de Guayacanes;de aquí hasta el Río Yaque del Norte y desde el Yaque arriba hasta volver a Mejía de Navarrete, incluyendo a Navarrete, Aguacate, Pontón, Cerro de la Horca, La Peñuela, Cañeo,  Esperanza, Boca de Mao, Damajagua, Jicomé y Maizal. Esto fue así hasta  el 11 de septiembre de 1907, Esperanza quedó convertida en común de la provincia de Santiago con  13 secciones rurales y Esperanza como cabecera: Pontón, La Peñuela, Damajagua, Maízal, Jicomé Arriba, Loma de maimón, Loma de Damajagua, Loma del Aguacate.

Al principio de 1905 ya  la villa (Navarrete)  contaba con una interesante actividad comercial, con más de 200 casas (Lo que revela una actividad inusual, que en menos de 30 años y para ese entonces, se había incrementado la población local ) y esto obedecía a la instalación en sus alrededores de algunos establecimientos   comerciales de cierta importancia. Los más sobresalientes pertenecían a un inmigrante catalán, Don Ricardo Canalda, casado con una dama de Puerto Plata, Doña Filomena Brugal, y Don Elías Bisonó,  dueño de varias fincas dedicadas a la ganadería.  Las casas de estos dos, eran las más vistosas. Junto  a estos empresarios se fueron construyendo algunas otras casas, como  por ejemplo: la de Washington Lithgow, Don Alberto Asensio León, Don Miguel Mercado y Don Francisquito Bisonó, esta casa estaba ubicada cerca de un puente de madera  construido sobre arroyo llamado El Pontón. (Donde posteriormenete nacería el poblado de Pontón) Ya más en el centro del poblado  estaban las casas de  Joaquín Balaguer Lespier y la de  Lolón  Santelises.
A partir de 1888 es que Juan Caridad Bisonó  se instala en Bejucal comprando parte de la propiedad a Ramona Cabrera,(quien fuera la abuela de su esposa Agapita Fernández Castro), José Elías Bisonó Checo le compra a Siño Segundo Ramírez, así como también Mon Bisonó, detrás de estos llegan Chucho Pérez Bisonó, Luis Bisonó Checo, Caridad Checo viuda
Bisonó, Ana Josefa Checo, Ana Josefa Bisonó, Francisco Bisonó, Pancho Bisonó, Miguel Bisonó, Armando Bisonó, Máximo “El Pinto” Bisonó y otros, labran las tierras para la producción de la pecuaria.
Al iniciarse los trabajos en 1892 del Ferrocarril Santiago-Puerto Plata, la única vía que existía  antes , para llegar con cargas a Puerto Plata, era por el camino de Ponton-Bejucal,  La Villa Nueva-Altamira-Puerto Plata, ya que las aguas del Río Colorado-Guanabano-Cañada Bonita se desbordaban en lo que es hoy desde la Calle Mella hasta los Candelones o sea; la parte Norte y Este de esta ciudad no daba paso a las carretas cargadas que transitaban por ahí, entrando por el callejón o camino real  por donde una vez estaba la tienda “La Siempre Viva” de Juan M. Sánchez.

Es a partir del 1892  que se inician los trabajos del Ferrocarril, en esta zona,  y que se construyen los primeros edificios en Vuelta Larga-La Estación donde Papaterra y otros construyen  tiendas de provisiones, restaurantes, hoteles, fondas, café, etc.,  Para dar albergue a Ingenieros, Maestros,  Constructores, Capataces y otros que laboraban en excavaciones de terrenos  rellenos, colduro y hecho en las ciénagas con maderas, piedras y cascajo por donde se dirigiría las líneas férreas del Ferrocarril hacia la ciudad  de La Novia del Atlántico.
Mientras que en esta parte, José Elías Bisonó Checo, Miguel Mercado, Francisco Bisonó y otros comienzan a construir con maderas traídas en bollas desde San José de Las Matas. Mientras que una Pléyade de emigrantes hacen concurrencia y deciden fundarse aquí como lo fueron Alberto Asensio y su hermano Ramón, Pedro M. Espaillat, (El Cholo)( ver biografía de Pedro Ma. Espaillat) Brugal y Compañía, Vásquez y Papaterra, Bordas y Compañía Ricardo Canalda, Juan Fuente, Teo Gracia, José Efre, Joaquín Balaguer, Washington Lithgow, natural de la Vega,  Bisonó Checo, Juan Cabrera, Ernesto Vargas, Lorenzo Garrido etc. Ya, para 1900 el comercio tuvo un gran auge económico, Sufrió una elevación, un gran apogeo comercial debido a que el Comercio Maderero, el de Ganado en pie, cera, Miel de Abeja, Tabaco en rama, Algodón, Cacao, Café y otra excedente así como la fruta del Guatapanal para fabricar tinta, para escribir con pluma y el árbol del Campeche, para fabricar las tintas con la que se hacian los colores de la ropa las cuales se exportaban, para hacer tinta. Aquí concurrían, en una gran feria, los días en que el Ferrocarril llegaba para ofrecer en venta y/o trueque sus productos. Se organizaban fiestas y el comercio se dinamizaba.

Para 1907  se inicia un despegue increíble en el comercio de  Navarrete, se experimentó un crecimiento importante debido a la crisis internacional de la pre-guerra mundial. Las grandes compras hechas por casas alemanas de tabaco en rama y de campeche, que se embarcaban semanalmente a Europa vio acrecentar su movimiento. Un comerciante alemán de nombre Mr. Schulze, buscó representantes en la línea Noroeste para dinamizar éste negocio.

La Educación en Navarrete estaba a cargo de Don Jaime, Pedro María Espaillat( El Cholo) y Eudosia Polanco Ferreira; además, el profesor Pedro Maria Espaillat tenía un café y una fábrica de chocolate. En 1911 abre sus puertas en Navarrete, la primera escuela para niñas de la comunidad, bajo la dirección de Doña Julia Díaz de Rodríguez, ya para ese entonces existía la escuela para hombres que la dirigía don Pedro María Espaillat, El Cholo. Para 1912 crecen varios establecimientos comerciales en la localidad y pone a la villa en una increíble actividad comercial, desproporcionada para su tamaño. Entre esos comercios podemos señalar: Don Juan Caridad Bisonó, Don Miguel Mercado, Don Alberto Asensio, Francisquito Bisonó, entre otros. En 1913 es elevada de categoría de Paraje a Sección, esta categoría se debía a solicitud hecha al General Bordas Valdez por munícipe de esta Ciudad y para esta fecha pertenecía su territorio a la Comunidad de Esperanza, que a su vez, pertenecía al Municipio de Santiago. Al mismo tiempo se empieza a desarrollar   en la villa actividades guerrilleras, no pasaba una semana sin que por sus calles polvorientas desfilaran una o dos guerrillas revolucionarias que azotaban el comercio naciente de la aldea, esto ahuyentaba la clientela que venía de lugares cercanos a comprar o a vender  productos.

Con el estallido de la guerra mundial, nuestra villa incrementó sus exportaciones de productos agrícolas  y el tabaco aumento sus ganancias. El dinero empezó a correr por toda la villa y recuas cargadas  con productos desfilaban  hacia la Estación a llevar, hasta el tren, los productos. Esto trajo una prosperidad  económica.Luego en 1925 es ratificado el nombre de Villa Bisonó por el honorable Ayuntamiento de Santiago y para que a partir del día 12 de Octubre del 1925, conforme al dictamen se colocó la placa conmemorativa en los lugares que se señalaron al efecto.


Para 1915 Navarrete crecía y el país mejoraba su estilo de vida. De igual manera, se enfrentaban los intereses políticos, Navarrete, así como toda la línea noroeste, se convirtió en escenario preferido de los choques entre los partidos de Juan Isidro Jimenez y Horacio Vásquez, los dos caudillos alrededor de los cuales se agrupaban Los Bolos y los  Coludos. El deseo de  comprar armas y pertrechos militares hizo que azotaran la aldea en busca de dinero. En 1916, Estados Unidos ocupa militarmente la isla y esto pone fin  a las luchas civiles internas. Y produjo un cambio radical en  la vida del dominicano. Navarrete volvió a la normalidad por un tiempo. La intervención militar norteamericana, puso fin a las exportaciones y  nuestra villa de Navarrete, sufrió económicamente.

En 1918, el 11 de noviembre, Alemania y los aliados  hacen las paces  y esto trae consigo un desplome en los precios internacionales y las exportaciones se desmoronan y los productos agrícolas de Navarrete y sus zonas aledañas se quedan varados en la estación del Ferrocarril.  Enorme cantidad de tabaco en rama y de campeche quedan en los almacenes de Navarrete, y toda la Línea Noroeste ve caer su producción.  El ferrocarril ve caer su actividad  económica y muchos comerciantes de la villa de Navarrete emigran a Santiago.

Para 1919 ya la Villa de Navarrete empezaba a quedarse sola económicamente. La ocupación del 1916 trajo consigo la organización de los servicios públicos y educativos en las grandes ciudades y este elemento influyó para que las personas de mayor recurso económico buscaran mejor suerte en las ciudades y emigraron. De esta manera, el auge de la villa descayó, gracias al alza de los precios de los frutos de exportación  durante  el período 1914-1918 hacia  Europa, las actividades guerrillera en esta zona y el desplome de la actividad comercial del ferrocarril, pusieron fin al crecimiento  que había experimentado Navarrete.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crecimiento tecnológico de Navarrete.

BREVE RESEÑA DEL TRANSPORTE EN NAVARRETE

“EL MOTOCONCHO Y EL SERVICIO DE TAXI”

Miguel Ángel -Guelo

Los personajes de Navarrete