ORIGEN DEL POBLADO.

Es evidente que nuestro origen como pueblo, lo que provocó el asentamiento humano en estas regiones, tuvo directamente vinculado a las devastaciones del 1605, ya para 1606 existía por estas inmediaciones  una aldea con varias familas, algunas plantaciones agrícolas y crías de ganados se levantaron por estos lados. Al hurgar sobre el origen, indudablemente que se ante pone el nombre de Mejía, pues este  poblado llevó primero  ese nombre. Es que Mejía no estaba en donde está ahora, sino que é  sta común implicaba los terrenos de Lomo de Perro, La Rotonda, Los Candelones y la Estación, además de tener a Mejía y Mejía abajo como los otros parajes. Por lo tanto, la gran incógnita es ¿ De donde es el nombre Mejía? Hay versiones que aseguran que era un comerciante de Santiago, dedicado al negocio de la madera y que había instalado unos almacenes en las inmediaciones del Río Yaque del Norte. Desde las sierras de San José de Las Matas se bajaban grandes troncos por cause del río y eran sacados en ésta zona por donde hoy está la Plantación de guineo. Es que para ese entonces el negocio de la madera era muy lucrativo y la misma se exportaba; pero, también, Santiago crecía en número de habitantes y  las casas se multiplicaban, demandando madera para ellos. Una vez arriada a  Mejía, la madera se llevaba  en animales  a los muelles de Puerto Plata o Monte Cristi o a la ciudad de Santiago. La llegada del Ferrocarril Moca, Santiago-Puerto Plata pasando por Navarrete, facilitó este  comercio de manera que,  el negocio de la madera consistía en traerla hasta estas zonas y sacarla,  transportándola hasta vuelta larga. Este comerciante de la madera y de apellido Mejía, se dice que no vivió en Navarrete.

EN BUSCA DE MEJÍA.

Buscando datos sobre  el apellido Mejía, en  la Internet, en la Historia de Familia y en otros documentos históricos, nos encontramos con los siguientes datos: Según los diccionarios de heráldica el apellido Mejía es un noble linaje originado en Galicia y que en República Dominicana tiene relación con la fundación del poblado de Bayaguana en ese forzado exilio interior que representaron “Las devastaciones de Osorio”.
De las familias de apellido Mejía provenientes de Bayaguana provienen los Mejía Cotes. (Bayaguana, producto de las devastaciones)
El alférez real de Bayaguana, Manuel Mejía casó con Manuela Mejía , unión de la cual nació Félix Mejía y Mejía que casó con Tomasina Cotes y Navarro en 1818 y que procrearían 11 hijos.
El primogénito fue Juan Tomás Mejía y Cotes que nació en la común de San Carlos, el 7 de marzo de 1843.
Fue el padre de ciudadanos tan notables como Félix Evaristo Mejía, Abigail Mejía Soliere, el diputado Luís Felipe Mejía y Juan Tomás Mejía  hijo, quien fue gobernador de la provincia de Santo Domingo en 1914.
Pedro María Mejía y Cotes nació en 1844 y se dedicó a la carrera militar. Contrajo matrimonio con Ángela González Álvarez, en 1873, con la que procreó 11 hijos.
 Su séptimo hijo fue Arístides de la Cruz Mejía González que nació en Santo Domingo,  el 3 de mayo de 1888.
A principios del siglo XX emigró a La Romana y fue a vivir  a la casa de su hermana Tomasina Mejía Ricart. Allí trabajó en los almacenes de la firma Pedro Ricart para después integrarse a la carrera militar. Casó con Julia Pumarol y Báez, nacida el 26 de octubre de 1883 en Santo Domingo, sexta hija  del inmigrante catalán y general de la marina dominicana Juan Pumarol y Planas y de Adelaida Báez.
Doña Lala, esa mística tatarabuela de Jair Aurich  nació en Baní, el 5 de mayo de 1845,  hija del general Manuel Regla Mota Álvarez, presidente de la República en 1856.
Adelaida Báez, viuda Aurich, casó en segundas nupcias con Juan Pumarol y Planas.
Al morir don Juan en 1896, la familia Pumarol Báez se trasladó a La Romana e Higuey.
En La Romana, Julia visitaba a su padrino Federico Acosta  y Báez y allí conoció en una de las visitas a Arístides Mejía González con quien casó el 26 de enero de 1911, en la residencia de los esposos Acosta Mañón, quienes fueron padrinos de la boda.
Del matrimonio Mejía Pumarol nacieron Mercedes Cidia, nacida en 1912  y casada con Salomón Kuret con quien procreó a Máximo Arístides, Julián Adolfo y Mirna Mercedes.
Danilo Arístides Mejía Pumarol nació en 1914, casó con María Mercedes Blanca Arias y tuvieron a Danilo Arístides, Julia Yocasta y Angela Adelaida.
 Angela Adelaida Mejia Pumarol nació en 1916, y casó con Luis Morales Garrido con quien procreó a Luis Ramón Morales.
 Pedro Manuel Mejía Pumarol nació en 1920,  se casó con Iselsa Augusta Aquina y tuvieron a Pedro Manuel Mejía Mendez e Ilda María Mejía Méndez.
Como un árbol de la vida,  los Mejía Pumarol tejieron la vida de la tribu inscribiendo el arranque de su ancestro en esa emigración a ultramar del siglo XIX, que es uno de los protagonistas de la historia social del siglo pasado español. (fin de la cita)  como vemos, esta historia sobre el apellido Mejía solamente nos arroja el dato del origen, pero no nos ubica a nuestro personaje.
Ya veremos más adelante el momento que  surge Navarrete y la fusión de mejía-Navarrete.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crecimiento tecnológico de Navarrete.

BREVE RESEÑA DEL TRANSPORTE EN NAVARRETE

“EL MOTOCONCHO Y EL SERVICIO DE TAXI”

Miguel Ángel -Guelo

Los personajes de Navarrete