SOBRE EL FERROCARRIL

El 14 de mayo de  1890, el gobierno dominicano hacía un acuerdo con Westendorp y Co. para la construcción de las vías del ferrocarril  que partiría desde Puerto Plata hasta Santiago. En Puerto Plata hubo júbilo por la noticia, un gran desfile municipal coronó tal acontecimiento. El contrato era por la suma de 900,000.00 libras  esterlinas. La ruta sería partiendo de Puerto Plata, seguía por los Valles de San Marcos, Bajabonico, Río Grande, Las Lavas, Jacagua, llegaría a gurabito y entonces a Santiago. Esta ruta encontró inconvenientes por las subidas descontroladas de los ríos de esas zonas montañosas y por las altas lomas que había que salvar en la ruta. En marzo de 1895 otro obstáculo paralizaba los trabajos del tren, había que construir un túnel  en Sierra Grande, la perforación se haría en un sitio conocido  como la cumbre, lo que dividía Puerto Plata de Santiago a 1,550 sobre el nivel del mar. El 18 de marzo de 1895, 300 hombres  con picos y dinamitas y bajo el control de cinco operarios norteamericanos, empezaron  a enfrentarse con las moles de piedra. En julio  entraron por Puerto Plata  100 cajas de dinamitas ,400 cuñetas de pólvora y una caja de mechas, ya para finales de noviembre, el obstáculo era historia. En la cima del Túnel se ubicaron las oficinas del tren. En noviembre de ese año, 2,000 hombres trabajaban en la cosntrucción de la vía del tren de Altamira a Santiago y otros 1,600 trabajaban del Túnel a  Las Lavas. Y cobraban quincenalmente, pagos puntuales, lo que dinamizó la economía en la región. El 25 de junio  de 1896 se inauguró la Estación de Palmarejo. Este poblado vió crecer su vida comercial, aumentaron los carretilleros y  los que transportaban  el tabaco y otras mercancías hasta la estación. Los obstáculos continuaban y es así que  surge la necesidad de tomar un camino más largo pero más seguro para el tren  e incluyen a Navarrete. Navarrete estuvo entre cuatro escogencias que había , la ruta Puerto Plata, Altamira, Guanábano saliéndo por el valle a la altura de Navarrete y continuar por el pie de la loma y llegar hasta Jacagua, fue la ruta que se determinó. A principio de Enero de 1895 ya el tren corría entre  Puerto Plata y Bajabonico con dos viajes diarios. El 10 de  febrero  de 1896 la locomotora Mosca, que así se llamó, atravesó el túnel por vez primera.  El 16 de agosto de 1897 se inauguró la línea completa con la locomotora principal que se llamó Santo Domingo.

 Hasta entonces, a plena mitad de este Siglo, en Santiago y por delante del Fuerte Dios, iba la línea ferrocarril Central Dominicano que desde Puerto Plata llegaba a la ciudad de Santiago por el lado de Gurabito; teniendo que arribar por una pendiente de menos de cinco por ciento sobre el gran terraplén que comenzaba como a trescientos metros más abajo del Parque "Imbert". Cuando la vía estaba mojada y los trenes traían muchos vagones y carga muy pesada, las locomotoras subian, a veces, penosamente:
pero el personal de mantenimiento las ayudaban regando arena fina, a lo largo de los rieles. Junto al Puente de hierro sobre el Arroyo Gurabito estaba el Tanque elevado que abastecía de agua a las máquinas. El combustible era Carbón de Piedra, pedazos de los cuales no faltaban como muestras del mineral, recogidas por Maestros y alumnos de las Escuelas como material objetivo de la enseñanza de las ciencias naturales.

 La Estación, inaugurada a fines del siglo pasado (1897) por el Presidente Heureaux, comprendía varios edificios; entre ellos dos muy altos, de una sola planta, largos, espaciosos, construidos de ladrillos rojos y con paredes desnudas; con grandes y amplísimos portones; destinados para almacenajes relámpagos; como lo demandaban las necesidades del diario movimiento de los trenes, uno para la carga de importación y el otro para la de exportación. Estaban situados a nivel de la calle "Comercio", y la Estación para los pasajeros y oficinas de esta rama de la Administración local, (la Oficina principal estaba en Puerto plata)
era una bonita casa prefabricada en ultramar; toda en armazón y revestimientos de hierro galvanizado; de paneles ornamentados en los setos, puertas y ventanas de sus cuatro lados; una calzada ancha como de tres metros en todo su alrededor, y su techo a cuatro aguas con aleros que sobresalían como marquesina o cobertizo para protección de los pasajeros a la bajada y subida del tren y de los coches de caballo, que hacían el transporte urbano.

La Estación de Pasajeros estaba a nivel de la calle "30 de Marzo". Los vagones eran confortables. Había un gran movimiento de  trenes y el de pasajeros llegaba cercano al medio día; otras veces a las 2 p.m. Los de carga, a diversas horas, diurnas y nocturnas. Hacia Moca el ferrocarril no se estableció hasta 1909; y al contrario de la topografía de Santiago que precisaba de un alto terraplén a la llegada a la ciudad -desde Puerto Plata, en Moca se llegaba por un Viaducto, del cual quedan aún las bases a la entrada de la ciudad desde Santiago.


 Entre Santiago y Puerto Plata las principales Estaciones intermedias eran: Pérez, Bajabonico, Altamira, El Túnel, Mejía de Navarrete y las Lagunas, (Villa González).
En El Túnel había un Hotel para los pasajeros y conductores de los trenes, que se detenían allí. Era propiedad de la Viuda del Ingeniero francés Luis Ferrer o Ferrere llegado al país según se decía a fines del siglo pasado de la compañía del Ingeniero Belga don Luís Bogaert, para una proyectada construcción de canales de regadío en Azua. Bogaert se radicó en Santiago, donde estuvo al servicio del Ayuntamiento y fabricó, según también se decía, el actual Palacio Consistorial (1894-1895) cuya arquitectura por lo menos está grandemente influenciada en sus líneas generales y en su conjunto por el estilo de algunas construcciones palaciegas Belgas, su patria de origen.
Al iniciarse los trabajos en 1892 del Ferrocarril Santiago-Puerto Plata, la única vía que existía para llegar con cargas a Puerto Plata, era por el camino de Ponton-Bejucal, Villa Nueva-Altamira-Puerto Plata, ya que las aguas del Río Colorado-Guanábano-Cañada Bonita se desbordaban en lo que es hoy desde la Calle Mella hasta los Candelones, o sea, la parte Norte y Este de esta ciudad, no daba paso a la carretas cargadas que transitaban por ahí, entrando por el callejón o camino real  por donde una vez estaba la tienda “La Siempre Viva” de Juan M. Sánchez..


.

Es a partir de esta fecha de 1892 en que se inician los trabajos del Ferrocarril y que se construyen los primeros edificios, como lo fue en Vuelta Larga-La estación donde Papaterra y otros construyen  tiendas de provisiones, restaurantes, hoteles, fondas, café, etc..,  Para dar albergue a Ingenieros, maestros,  constructores, capataces y otros que laboraban en excavaciones de terrenos  rellenos, colduroy hecho en las ciénagas con maderas, piedras y cascajo por donde se dirigiría las líneas férreas del Ferrocarril hacia la ciudad, La Novia del Atlántico.
La ruta  del ferrocarril venía por Las Lavas (Los Rieles) y aquí salía por donde actualmente están las Cabañas Palace (Exactamente por lateral derecho). Toda esta parte conocida como La Estación, fue la parte que se pobló grandemente  en nuestra zona.( Por estar en la parte alta) En el Viejo Carril se establecieron familias, económicamente, muy importantes. Basta  señalar a las familias Canalda, Brugal, León Asencio.  Entre otras. Las imágenes que vemos a continuación corresponden a las ruinas quedadas de los que fueron los estanques de agua para los grandes almacenes construidos allí, en la Estación y para abastecimiento de las grandes familias que se establecieron  en el lugar.

Ruinas de donde se construyeron grandes almacenes de la familia Leon Asencio, en el Viejo Carril   

Imágenes de la estación principal del ferrocarril en Santiago.Archivo Histórico Stgo. Foto: Rafael L. García.

El 16 de Agosto del año 1897 es inaugurado el nuevo Ferrocarril, por el Presidente Heureaux, la madrina  fue la Señorita Agapita Fernández Castro, hija del general Restaurador Juan Fernández y de Felipa Castro Cabrera. El discurso de inauguración fue pronunciado por el Presidente de la Republica, frente al andén del Ferrocarril.


El general Juan Fernández quien se ganó ese rango en las Batallas Restauradora de Santiago y la línea, había sido junto al Coronel Teodoro Stanley Heneken asesor del general Gaspar Polanco, se casa con Felipa Castro Cabrera y entre sus hijos cuentan: Agapita Fernández Castro.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Crecimiento tecnológico de Navarrete.

BREVE RESEÑA DEL TRANSPORTE EN NAVARRETE

“EL MOTOCONCHO Y EL SERVICIO DE TAXI”

Miguel Ángel -Guelo

Los personajes de Navarrete